Turismo en Gwalior y Bundelkhand

Actualizado el

Gwalior es la parada en el camino entre Agra y Kajuraho. Para mí, el fuerte de Gwalior es una de las visitas más completas e infravaloradas del norte de la India. Las historias ligadas a esta fortaleza incluyen la muerte de herederos al trono mogol, en su recinto se conserva la forma más antigua del número cero y enormes esculturas jainistas recuerdan que en otro tiempo fue un importante centro comercial y de poder.

Un palacio donde se encuentra el primer símbolo del cero conservado en el mundo


Gwalior ( ग्वालियर ) es una ciudad del estado de Madhya Pradesh. En la ciudad baja viven un millón de personas y ha sido incluída dentro de un proyecto del Gobierno de la India para desarrollar Smart City en ciudades de tamaño medio.

Qué ver y hacer en Gwalior

El fuerte de Gwalior es el principal atractivo de la ciudad. Dentro de esta enorme fortaleza encontrarás los principales lugares de interés de Gwalior.

Gwalior fue en su día una capital importante a nivel geoestratético y comercial. El fuerte está situado sobre una colina que domina la extensa llanura. La fortaleza tiene una extensión de tres kilómetros y una planta alargada.

Cuenta la leyenda que el lugar del fuerte fue establecido en el siglo III, cuando el rey Suraj Sen experimentó un milagro. El rey estaba enfermo de lepra. El sabio Gwalipa le ofreció el agua de un estanque en lo alto de la colina de Gwalior y el rey se curó. El estanque sagrado todavía hoy está dentro de los límites del fuerte, aunque la estirpe regia ya no reina en la ciudad.

Para entrar desde la ciudad vieja puedes ascender a pie y entrar por Hathia Paur Gate. El camino lleva unos veinte minutos pero el acceso es majestuoso. Si vienes en coche tendrás que subir por Urwahi Gate en la parte occidental de la colina y pasarás por enormes esculturas jainistas labradas en la roca hasta llegar al aparcamiento.

El palacio de Man Singh y sus cerámicas policromadas

La visita más extensa del complejo del fuerte de Gwalior es el palacio Man Mandir, construido en el siglo XV. Algunos muros conservan parcialmente las cerámicas de color turquesa y amarillo que los decoraban, tanto en la muralla y los bastiones como en algunos patios interiores. Fíjate en las formas geométricas y las figuras de animales que decoran los muros. Esta fue la residencia principal de la dinastía Tomar.

Una de las particularidades del fuerte es que está construido en profundidad. Los patios superiores son de dimensiones más reducidas que los palacios de Rajastán. Sin embargo, podrás observar una bonita decoración cerámica policromada que nos transporta a Persia y un trabajo excepcional en la piedra con figuras de protectores que parecen tener influencia china o del sudeste asiático.

El recorrido de la visita te va llevando a continuación hacia los subterráneos del palacio, inteligentemente construidos para evitar el sol, pero permitir la entrada de la luz y el aire. Las mazmorras no siempre tuvieron usos oscuros. Entre las salas más curiosas está la zenana en que las mujeres del palacio pasaban sus horas de ocio columpiándose, pero también se encendía el fuego para las piras funerarias de las reinas cuando moría el maharajá, en el ritual del sati. Hoy son un lugar oscuro con olor a murciélagos, así que se hace difícil imaginar usos lúdicos o rituales.

Otro lugar marcado por la historia es la celda donde Aurangzeb mandó encarcelar a Murat, su hermano y aliado. Tras tres años en Gwalior fue asesinado dejando el camino libre a Aurangzeb para ser declarado el nuevo emperador mogol en sustitución de Shah Jahan. Como ves, esta familia dejó muchas historias más allá del famoso Taj Mahal.

El primer testigo escrito del cero

Bajando hacia la ciudad vieja hay un pequeño templo monolítico del siglo IX dedicado a Chatarbuj, una forma de Vishnu con cuatro brazos. La shikhara está parcialmente restaurada, pero podrás apreciar el excelente trabajo de tallado de todo el edificio.

El principal interés del templo es una estela que contiene la inscripción más antigua del cero que se conserva. Por una pequeña propina, el guardián del templo te ayudará a buscar el símbolo, aunque también tiene su gracia hacerlo por ti mismo. Para encontrarlo tendrás que usar la linterna del móvil. Busca en la estela un signo parecido a un sol. El vacío del alma en el momento de la iluminación sirvió de inspiración para concebir la nada en las matemáticas.

La religión y las matemáticas se tocan en la primera representación del cero en la India

Teli: de templo a fábrica de…

Antes de abandonar la colina también puedes visitar el Teli ka Mandir. Este templo está fechado entre el siglo VIII y IX y su forma es bastante original. El garbhagriha (sancta sanctorum) está cubierto por una shikhara rectangular que tiene ciertas reverberaciones con la arquitectura del sur de la India.

La cubierta está en ruinas, pero se observa la imponente estructura y el excelente trabajo de la piedra. El templo estuvo consagrado a los dioses Vishnu, Shiva y las Matrikas, un grupo de diosas que se representan como madres siempre juntas. En época colonial, los británicos lo convirtieron en una fábrica de soda!

Los templos de Sas Bahu: la suegra y la nuera

El complejo de templos hinduistas de Sas Bahu está compuesto por un templo de tres pisos parcialmente en ruinas y una estructura menor construida sobre una plataforma. Esta composición se conoce como templos de la suegra y la nuera (sas bahu), por la disposición y la relación de tamaño entre los dos edificios.

Todavía se pueden apreciar los relieves del siglo XI que representaban bailarinas y divinidades y recubrían ambos templos dedicados al dios Vishnu. Una invasión de Qutubdin Aibaik a finales del siglo XII destruyó la shikhara del templo. Hoy en día, estan desacralizados y se puede acceder sin descalzarse.

El conjunto es de gran belleza y suele recibir pocos visitantes. Las vistas sobre la ciudad de Gwalior y la perspectiva de la fortaleza son espectaculares.

Los imponentes colosos jainistas de Gwalior

Como ciudad estratégica de la India Central, Gwalior fue también un importante centro comercial. Como en todas las rutas comerciales del norte de la India, la comunidad jainista dejó su huella. En Gwalior encontrarás las esculturas talladas en la roca de las cuevas de Siddhachal y Gopachal en dos entradas distintas del fuerte.

En Siddhachal, el conjunto más impresionante, se representaban los 24 thirthankaras del jainismo. Los thirthankaras son reencarnaciones previas al fundador de esta religión, Mahavira, en el siglo VI ane. Excavadas entre el siglo VII y el XV, muchas de las esculturas fueron parcialmente mutiladas por invasores musulmanes.

Te recuerdo que estas imágenes continuan siendo objeto de devoción por lo que hacerte fotos subiéndote a las esculturas o en posiciones irrespetuosas puede ser una ofensa para los jainistas que las siguen venerando.

Monumentos de la ciudad baja

Palacio de Jai Vilas

Todavía es la residencia de la familia real de Gwalior. La última dinastía que reinó en la ciudad fue la Scindia que venía de Maharashtra. Este palacio de finales del siglo XIX tiene estilo italiano y corresponde a la época en que los reyes se aproximaban a las modas y gustos de Europa (puedes ver el caso paradigmático del maharajá de Kapurthala).

Las arañas del Durbar Hall, la sala principal del palacio, pesan tres toneladas. Se probó la estructura poniendo varios elefantes en la azotea para comprobar que el peso de las lámparas no haría colapsar el edificio. A parte de esta curiosidad, hay un museo con objetos cotidianos de la familia real.

Los monumentos funerarios de Gwalior

La zona baja de la ciudad también tiene sus atractivos. Uno de ellos consiste en las tumbas de dos músicos que desarrollaron su actividad en Gwalior.

Mian Tansen es el más famoso, en cuyo honor se celebra cada año el festival de música clásica de Gwalior. Fue un artista destacado en la corte de Akbar y su monumento funerario es un cenotafio, puesto que al ser hindú no fue enterrado, sinó cremado. Cuenta la leyenda que encendía lámparas de aceite solo con su canto.

Uno de sus maestros fue el sufí Muhammad Ghaus quien está enterrado en la tumba con cúpula bulbosa en el mismo complejo.

En medio de una zona de mercado se encuentran los cenotafios reales de la dinastía Scindia, la última que reinó en Gwalior. Como los hindúes se incineran, tenían el hábito de construirse un monumento conmemorativo como recuerdo del maharajá difunto. Los más espectaculares de los reyes Scindia están en la localidad de Shivpuri también en Madhya Pradesh.

Festivales de Gwalior

Gwalior es una ciudad con mayoría hindú así que los festivales del norte de la India se celebran con gran intensidad. Como celebración local cabe destacar el Festival de Música de Tansen a finales de diciembre. Durante 5 días, Gwalior es la capital de la música y la danza clásica y es una ocasión excelente para apreciar la cultura viva de una de las ciudades cortesanas más suntuosas fuera de Rajastán.

Qué ver alrededor de Gwalior

En la ruta entre Agra y Jhansi se cruza el territorio conocido como Bundelkhand ( बुन्देलखण्ड ). Literalmente significa el dominio de los Bundela, una dinastía de rajputs que gobernó esta parte entre Uttar Pradesh y Madhya Pradesh. Tiene tanto carácter que incluso tienen un dialecto propio: el bundeli.

Si te gusta viajar despacio te encantará reseguir esta ruta por pequeñas poblaciones con impresionantes restos arqueológicos. Los Bundela reinaron desde Orchha y dejaron su huella en pequeñas ciudades y pueblos que hoy no reciben apenas atención por parte de la industria turística. Prepárate para adentrarte en la India más auténtica donde el mundo rural y el patrimonio se dan la mano.

Datia y el palacio jamás habitado

Los reyes Bundela construyeron una gran cantidad de obras transformando la pequeña población de Orchha en una digna capital, así como otras ciudades de su reino. El raja Bir Singh Rao es reconocido como el mayor impulsor de la construcción de residencias reales y se le atribuyen 52 palacios. Entre ellos, se cuenta el Datia Mahal que nunca llegó a ser habitado. Todavía hoy se eleva imponente sobre la ciudad y se aprecia desde la carretera. A los pies queda un gran lago y una ciudad pequeña que merece la pena una breve pausa.

La arquitectura Bundela es muy caracterítsica por el uso casi exclusivo de la piedra labrada en la totalidad de la construcción, tanto en elementos estructurales como en decorativos. Estas obras del siglo XVII representan la síntesis perfecta de la arquitectura indomusulmana de los mogoles y la tradición rajput de los reinos guerreros de Rajastán. La muestra más exquisita de la arquitectura Bundela se encuentra en el pequeño pueblo de Orchha que un día fue capital del reino. Merece la pena conocer en profundidad esta región antes de continuar tu viaje hacia Kajuraho o los parques nacionales del centro de la India.

Pawaya o la antigua Padmavati

Este es el típico lugar donde no vas a encontrar ni un alma de turista. Padmavati fue la capital de los reyes Nag y sus ruinas se remontan al siglo III. El palacio que ha llegado hasta nosotros con algunas zonas francamente reconstruidas está al lado del río Sind y cuenta con una plataforma que se usó para ubicar el templo principal. Hay un templo más reciente con un shikhara de estilo Bundela que se llama Dumeshwar Mahadev.

Los templos jainistas de Sonagiri

Estos 77 templos jainistas lucen un estado de conservación impecable. Cada estructura tiene una pequeña torre blanca o shikhara que cubre el espacio sagrado donde se representan a los thirtankaras.

Los más antiguos se construyeron en el siglo IX, pero se han ido ampliando y modificando a lo largo del último milenio. Estan dispersos en una vasta extensión y precisamente es la visión de conjunto lo que más impresiona a los visitantes.

El número 57 es el templo principal, está dedicado al thirtankara Chandraprabha y lo reconocerás por su profusión decorativa en la shikhara y por tener una stambha o torre conmemorativa enfrente.

Sonagiri, literalmente la montaña de oro, se considera un lugar privilegiado para alcanzar la liberación jainista o moksha. Muchos peregrinos recorren el camino que los une y no es extraño encontrar algún asceta jainista. Como en toda esta zona, no es un lugar visitado por extranjeros, por lo que te va a sorprender la cálida bienvenida de los creyentes y peregrinos.

Hay un pequeño museo sobre el jainismo.

Los cenotafios Scindia en Shivpuri

Shivpuri queda a medio camino entre Gwalior y Jhansi. En su día fue el lugar favorito de caza para los mogoles y posteriormente se convirtió en la capital de verano de la dinastía Scindia. Aquí se conservan los cenotafios reales más lujosos de los reyes marathas. Conmemoran al maharajá Madhavrao y su madre, están realizados en marmol blanco y coronados por cúpulas y shikharas y se disponen en jardines de estilo persa. Son la combinación perfecta de la tradición hindú y la arquitectura indoislámica.

El palacio Madhav Vilas de estilo colonial se construyó a finales del siglo XIX y la ciudad también tiene un pabellón de caza que alojó al rey Jorge V de Inglaterra en 1911.

Qué comer en Gwalior

El desayuno indio que nació en Gwalior

Poha, el plato típico de Gwalior

Poha

Este desayuno típico jainista consiste en arroz prensado que se saltea con verduras (no tubérculos), chiles y cúrcuma. La tradición considera que se creó en Madhya Pradesh y probablemente en Gwalior. Lo puedes probar en el desayuno de muchos hoteles en toda la India y particularmente en los hoteles de Gwalior.

Dónde comer en Gwalior

Si no te gusta aventurarte a los mercados callejeros, Gwalior no es una gran capital de la gastronomía. A parte de los hoteles que te menciono en la sección de alojamiento, puedes encontrar algunas cadenas de comida rápida india y cafeterías como el Cafe Coffee Day.

Un clásico para un almuerzo vintage es el Indian Coffee House cerca de la estación de trenes. Si buscas un tandoori delicioso, te recomiendo el restaurante del Hotel Landmark.

Hoteles en Gwalior

La ciudad de Gwalior no goza de los hoteles de gama alta que podemos encontrar en otros destinos del norte de la India. La mayoría de visitantes extranjeros están de paso y los indios suelen ser más bien hombres de negocios. Sin embargo, puedes encontrar buenos hoteles a un precio excepcionalmente bajo, un motivo más para quedarte a descubrir toda la zona.

Estas son algunas propuestas para dormir en Gwalior, pero encontrarás muchas más este enlace de hoteles en Gwalior.

Taj Usha Kiral Palace de Gwalior

Taj Usha Kiran Palace

El mejor hotel de Gwalior es el Taj Usha Kiran Palace, de la prestigiosa cadena hotelera india Taj. Se trata de un edificio encantador con jardines muy cuidados. El hotel no escatima en lujos y te permitirá disfrutar de la hospitalidad del grupo Taj por una fracción del coste de los hoteles de 5 estrellas en otras ciudades. Las habitaciones rondan los 70-80€ para 2 personas.
Reserva una habitación en Taj Usha Kiran Palace.

Cena romántica en Deo Bagh de Gwalior

Neemrana Deo Bagh

Un hotel en un edificio histórico precioso. Imagina que tu habitación da a un jardín por el que corren libres los pavos reales y dentro de la propiedad hay templos del siglo XVII en perfecto estado de conservación. En el Neemrana Deo Bagh te lo puedes permitir por 60-70 euros la noche.
Reserva una habitación en Neemrana Deo Bagh Gwalior.

Piscina del hotel Radisson de Gwalior

Hotel Radisson Gwalior

Este hotel de negocios en Gwalior cuenta con una fantástica piscina y habitaciones modernas. El servicio es excelente y cuenta con un desayuno espectacular. Si le falta el encanto de las opciones anteriores, lo compensa con una buena dosis de comodidad y mejor precio.
Reserva una habitación en Radisson Gwalior.

Piscina del hotel Clarcks de Gwalior

Clarks Inn Suites Gwalior

Un hotel de precio medio en Gwalior, muy utilizado por población local. Lo mejor son las vistas que tienes desde la piscina al fuerte de Gwalior. Precio muy competitivo.
Reserva una habitación en Clarks Inn Gwalior.

Habitación del Dera Haveli de Gwalior

Dera Haveli

Si buscas un hotel barato en Gwalior, el Dera Haveli es una casa de huéspedes con un toque histórico. Tiene una bonita fachada de piedra labrada. En el interior, verás que los baños o la ropa de cama necesita una renovación. Sin embargo, este haveli es una casa limpia y conveniente en Gwalior.
Reserva una habitación en Dera Haveli.

Booking.com

La mejor época para visitar Gwalior

El clima en el interior de la India es muy extremo. Los mejores meses para visitar Gwalior son febrero y marzo. Cielos despejados y temperaturas cálidas durante el día, pero muy soportables. El calor puede ser intenso hacia mediados de marzo según lo breve que haya sido la primavera.

Durante los meses calurosos de abril a junio las temperaturas pueden superar fácilmente los 40 grados. La mayoría de la visita por el fuerte es al aire libre, por lo que conviene hacerla a primera hora de la mañana o a media tarda para evitar las horas de mayor calor del mediodía. El monzón no es muy intenso en esta zona de Madhya Pradesh, pero el bochorno es intenso entre junio y septiembre.

Octubre y noviembre son una buena época para recorrer Gwalior y los distritos vecinos. Las lluvias han dejado un paisaje más verde de lo normal y la temperatura es idónea para realizar las visitas a los palacios y los templos. A partir de finales de noviembre pueden empezar las nieblas y el frío. Al estar en una zona árida la niebla no es tan intensa como en el valle del Ganges. El frío por las noches puede ser intenso en diciembre y enero.

Cómo llegar a Gwalior

La ciudad está a 321 kilómetros al sur de Delhi, entre Agra y Jhansi. Está conectada con la línia de Shatabdi Express entre Delhi y Gwalior, tiene un pequeño aeropuerto que está creciendo en oferta de vuelos y una carretera nacional que se está desdoblando.

Vuelos a Gwalior

Gwalior cuenta con un aeropuerto conectado con Delhi, Bangalore, Hyderabad, Mumbai e Indore. No hay demasiados vuelos regulares ya que las conexiones ferroviarias son buenas y más económicas. Sin embargo, nunca está de más comprobar si te sale a cuenta el vuelo, ya que a/desde Delhi cuesta alrededor de 30€.
Busca tu vuelo a Gwalior.

Gwalior en tren

El Shatabdi Express que une Delhi con Bhopal tiene parada en Gwalior. Es una conexión rápida y fiable con la capital de la India. En 4 horas estás en Gwalior desde Delhi, en 2 desde Agra. También hay una ruta diaria muy interesante que te lleva hasta Varanasi en tren nocturno, el Budelkhand Express.
Consulta la información de trenes en Gwalior.

Gwalior en coche

La carretera hacia Agra está en muy buenas condiciones, no así la ruta hacia el sur que está en obras y tiene tramos es estado muy deficiente. Para realizar las visitas alrededor de Gwalior es imprescindible utilizar un vehículo propio que se puede alquilar en la ciudad.

  • DESDE AGRA | El recorrido es cómodo y dura entre 2 y 3 horas. Buena parte del recorrido está desdoblado. Si pasas por Morena, no te pierdas su postre típico el Morena Gajak.
  • DESDE ORCHHA Y JHANSI | El recorrido dura entre 3 y 4 horas según la situación de la carretera. Es una ruta que será de doble carril en el futuro, pero hace mucho tiempo que está en construcción y no parece que vaya a terminar pronto. Esta ruta tiene algunos pueblos muy pintorescos como Datia o Sonagiri. Sigue hacia Bhopal, la capital de Madhya Pradesh, y en Jhansi se desvía hacia Orchha y Kajuraho.

Conclusión

Ahora ya sabes todo lo que ver y hacer en Gwalior. Es una ciudad a la que le puedes dedicar un día, pero al menos se merece medio día si vas por carretera entre Agra y Orchha o viceversa. Con eso tendrás tiempo de ver el fuerte y algunos templos ante sde proseguir el camino. Si te vas a mover en tren puedes coger el Shatabdi de la mañana, parar en Gwalior, y seguir hacia Jhansi en el tren rápido de la tarde. Sea como sea, no te la puedes perder. ¡Y si además puedes descubrir el Bundelkhand, no te defraudará!

Disfruta de Gwalior y toda la región norte de Madhya Pradesh.

NO TE OLVIDES
🗺 DESCARGA el mapa de Gwalior y norte de Madhya Pradesh
📚 COMPRA La Revolución del Sari Rosa de Samrat Pal
💳 SOLICITA la tarjeta BNext para pagar sin comisiones en Gwalior con 10€ de regalo si usas este enlace.
😴 RESERVA tus alojamientos con Booking.com. Te cuesta lo mismo y me ayudas a mantener la página al día.


CRÉDITOS
Fuerte de Gwalior de Ninara [CC 2.0]
Palacio de Man Singh de Gyanendra Singh Chauhan [CC 3.0]
Detalle de un patio en el Palacio de Man Singh de Ninara [CC 2.0]
Templo del cero de Harshsharma01 [CC 4.0]
Tumba de Tansen de Kandukuru Nagarjun [CC 2.0]
Interior del Jahangir Mahal en Datia de Soumiya Nittala [CC 4.0]
Vista de las cúpulas del palacio de Datia de Reema [CC 3.0]
Templos jainistas de Sonagiri de Jain Cloud [CC 3.0 BY-SA]
Poha de Megha Mangal [Pexels]
Hotel Taj Usha Kiran Palace de Gyanendra Singh Chauhan [CC 3.0]

Todas las imágenes son propiedad de Enric Donate y están catalogadas como Creative Commons Atribución 4.0 Internacional [Lee los términos y condiciones CC by 4.0]. Se exceptúan las imagenes indicadas bajo el epígrafe CRÉDITOS que indican el tipo de licencia de uso específica de Creative Commons y las licencias específicas de los bancos de imágenes Unsplash, Pixabay y Pexels.

PROGRAMAS DE AFILIADOS
Este artículo contiene enlaces de afiliados con algunos de los colaboradores del blog: Booking.com, BNext, Civitatis, Get your Guide y Casa del Libro. Sin embargo, todas las recomendaciones son fruto de mi conocimiento directo de la India. Reservando o comprando a través de estos enlaces, me ayudarás a mantener viva INDIAutēntica y te costará lo mismo. ¡Gracias por tu colaboración!

Enric Donate
Últimas entradas de Enric Donate (ver todo)

Enric Donate

Descubro contigo la India más auténtica. Especialista en historia y viajes a la India. Exprofesor de Delhi University y Jamia Millia Islamia, autor de contenidos y traductor. Llevo 20 años viajando y viviendo la India apasionadamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Enric Donate Sanchez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDMON.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies
×