Categorías
EMIRATOS ÁRABES UNIDOS

Excursión de un día a Al Ain

Descubre todo lo que puedes ver y hacer en Al Ain y cómo organizar tu visita de un día desde Dubai o en un viaje por Emiratos Árabes Unidos.

El oasis de Al Ain está en la frontera con Omán a 150 kilómetros de Dubai. Es una excursión de un día perfecta desde Dubai alquilando un coche.

Si prefieres un tour organizado, tienes uno desde Dubai en este enlace y desde Abu Dhabi aquí.

Al Ain (العين) es una ciudad de Emiratos Árabes Unidos que pertenece al emirato de Abu Dhabi a unas dos horas de Dubai. Comparte un extenso oasis con la ciudad de Buraimi en Omán. Conocí la ciudad en una excursión de un día mientras estaba en la Expo de Dubai 2020.

La verdad es que salir de Dubai es un placer porque en seguida estás en medio de las míticas dunas de la península Arábiga. Al llegar a Al Ain, se nota que hay mucho más verde y las palmeras emergen por doquier, por eso es un destino de fin de semana para muchos emiratíes.

Cómo llegar a Al Ain

La mejor forma de llegar a Al Ain es por carretera. Si puedes, merece la pena alquilar un coche porque suele haber ofertas y la gasolina es tan barata que te ahorras dolores de cabeza. No hay muchas combinaciones de transporte público.

Con las ofertas de coches a 20€ el día puede haber un límite diario de kilómetros. Tenlo en cuenta porque la excursión de ida y vuelta a Al Ain son 300 kilómetros y eso implica que tendrás que pagar por los kilómetros extra. En mi caso alquilé un Kia Picanto dos días en Kayak que costó 45€. Contando la gasolina, los peajes y los kilómetros extra el total por los dos días de excursión ascendió a casi 100€. El otro día fui a Sharjah y puedes verlo en este enlace

Dunas en Al Ain
Dunas cerca de Al Ain | © Enric Donate

Qué ver en Al Ain

La visita imprescindible en Al Ain es el oasis, pero también puedes recorrer alguna de sus cuatro fortalezas restauradas y subir a la segunda mayor montaña de los Emiratos. La ciudad es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Vamos por partes:

Los oasis de Al Ain

El oasis principal de Al Ain es la primera parada de la ruta. Se trata de un gran parque lleno de palmerales que son en realidad terrenos de cultivo de dátiles. El acceso es libre y se puede hacer paseando tranquilamente por los caminos señalizados, ya que buena parte está a la sombra.

Oasis de Al Ain
Palmerales de Al Ain | © Enric Donate

En el recorrido, verás puertas que dan acceso a las plantaciones de palmeras y no es extraño que puedas recoger algunos dátiles directamente del árbol y comértelos in situ. Sin embargo, si accedes a las áreas de cultivo tienes que ser cuidadoso porque tienen propietario.

El oasis tiene un sistema de irrigación que reparte el agua de forma proporcional a las necesidades de cada propietario. Este sistema se llama shari’a y cuenta con unas canalizaciones parcialmente al aire libre, pero también subterráneas que tienen varios siglos de antigüedad.

Una forma divertida de visitar el oasis en grupo es con las bicicletas familiares de cuatro plazas. Como el recorrido es bastante plano, no hay mucha dificultad en usarlas incluso con niños. El alquiler cuesta 50 dirhams por hora. Si el responsable no está en el lugar, hay que llamarlo al número que figura en el puesto y viene enseguida.

Otra forma de recorrer el oasis es con carrito eléctrico. Es un vehículo donde caben ocho personas y es ideal en días de mucho calor o para personas con movilidad reducida.

Mapa del oasis de Al Ain
Mapa del oasis | © Enric Donate

Antes  de empezar el paseo, asegúrate de visitar la zona de artesanía donde mujeres mayores tejen a la manera tradicional con sus trajes típicos que en la zona de frontera con Omán usan unas máscaras faciales muy especiales que solo se encuentran en esta parte del mundo islámico.

El oasis tiene un aparcamiento gratuito para los visitantes. También cuenta con tienda y restaurante aunque más adelante te recomiendo un lugar tradicional para comer. Te conviene hacer una pausa para el almuerzo después de la visita y así te ahorras las horas de más calor.

A 9 kilómetros al norte se halla el oasis de Al Hili junto con un fuerte histórico que también merece la pena una visita.

Fuertes y palacios

Después de comer yo visitaría una de las cuatro fortalezas que protegían los oasis y hoy están totalmente restauradas. El acceso a las fortalezas es libre. Te recomiendo que al menos veas una, ya que se han recuperado con mucha fidelidad tanto en el uso de materiales como en la forma original. Los fuertes son uno de los motivos por los que Al Ain es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

  • Fuerte de Al Jahili. Está en el oeste rodeado de un parque donde es fácil aparcar. La muralla exterior protege al fuerte viejo que tiene más de 130 años. Fue la residencia de verano del emir de Abu Dhabi. Destaca la torre circular de pisos que casi parece un zigurat. Dentro hay una tienda y sirven café árabe.
Fuerte de Al Jahili
Fuerte de Al Jahili | © Enric Donate
  • Museo del Palacio (Al Ain Palace Museum). Este edificio está más cerca del oasis y tal vez resulta una visita más cómoda. Dentro de las salas hay algunas piezas históricas que pertenecían a los emires.
  • Fuerte del Sultán Bin Zayed o del Este (Al Ain National Museum) contiene una muestra audiovisual sobre la vida en Al Ain en la época del sultán.
  • Qasr Al Muwaiji es el lugar donde nació el emir de Abu Dhabi. Tiene torreones cuadrados y un aspecto más robusto. En el interior unas galerías acristaladas forman la zona expositiva.
  • Fuerte de Al Hili al norte de la ciudad que protege el oasis homónimo. La construcción es de principios del siglo XX y tiene una torre circular destacable.
Al Ain Palace Museum
Al Ain Palace Museum | Makalu / Pixabay

Jebel Hafeet

Tras la visita de la ciudad tiene que subir a la segunda montaña más alta de los Emiratos Árabes Unidos. Dicen que este recorrido es una de las carreteras de montaña más bonitas del mundo. El caso es que las vistas son espectaculares y el camino está en muy buen estado. Se puede subir con cualquier coche.

Al salir hacia el sur de Al Ain verás ya algunas montañas que corren paralelas a la carretera. De repente, el gran Jebel Hafeet de 1300 metros está enfrente.

Carretera a Jebel Hafeet
Carretera a Jebel Hafeet | © Enric Donate

Hay cuatro miradores habilitados en el ascenso y dos cafeterías. Te recomiendo que pares en el primer mirador porque se ven unas formaciones rocosas impresionantes y también la ciudad de Al Ain. Cuanto más subes, el polvo del desierto hace menos clara la vista, aunque en cada uno de los miradores tienes vistas excepcionales de la llanura, el desierto, Al Ain y Omán.

En la cima encontrarás un gran aparcamiento y una cafetería. Mucha gente viene a ver la puesta de sol desde aquí. La vista es impresionante y si no hay mucho polvo del desierto se puede ver el atardecer sobre la región desértica de Omán casi deshabitada. Conviene que llegues un rato antes porque si el cielo está un poco turbio el sol se pondrá tras la nube de polvo un poco antes de la hora oficial de la puesta de sol.

Puesta de sol en Jebel Hafeet
Puesta de sol en Jebel Hafeet | © Enric Donate

Otra opción casi en la cima es la Cafeteria Le Belvedere que tiene vistas en otra dirección. En lo alto de Jebel Hafeet hay un hotel Mercure por si quieres una habitación con vistas.

Al pie de la montaña hay un parque con aguas termales (Green Mubazzarah Hotsprings). Lo encontrarás siguiendo los carteles a Green Mubazzarah, aunque el día que yo lo visité aún estaba cerrado por la pandemia. Según me contaron, cuando está abierto te puedes bañar en piscinas separadas por sexo.

Dónde comer en Al Ain

Ya he comentado que en el oasis mismo hay un restaurante sencillo que te puede servir para el almuerzo. Sin embargo, si tienes coche, te recomiendo que salgas un poco de la ciudad y vayas a Al Fanar, un restaurante tradicional emiratí. Está en una especie de centro comercial, pero tanto el edificio como el interior evocan la hospitalidad más típica de los Emiratos Árabes.

La carta tiene una selección muy cuidada de platos locales con carnes a la barbacoa, arroces árabes, sopas y ensaladas. Una muy buena oportunidad de probar comida árabe que no es siria o libanesa. Cuenta entre 80 y 100 dirhams por persona.

Al Ain en un día

  • Empieza el trayecto a las 9h de la mañana desde Dubai o Abu Dhabi (aprox. 2 horas). Puedes aprovechar para parar en alguna zona de dunas.
  • Entre las 11h y la 13h puedes visitar los talleres de artesanos (hazlo primero porque cierran a las 12) y el oasis.
  • Almuerza en el restaurante del oasis o en Al Fanar (recomendado).
  • A las 15h puedes continuar la visita a una de los fuertes.
  • A las 16h empieza el ascenso en coche a Jebel Hafeet. Para en los miradores de subida. Debes llegar antes de la puesta de sol.

Al Ain en dos días

El segundo día en Al Ain puedes visitar el Palace Museum para conocer mejor el estilo de vida del sultán.

Después del almuerzo puedes ir al oasis de Al Hili al norte de la ciudad donde hay un recinto arqueológico, el fuerte de Al Hili y el palmeral del mismo nombre.

¿Qué más quieres saber sobre Al Ain?

Te quedan dudas sobre qué ver en Al Ain o cómo organizar tu visita. Escríbeme un mensaje o deja un comentario. ¡Te leo!

Anímate a visitar los Emiratos Árabes, es un país mucho más rico y diverso que solo un viaje a Dubai o Abu Dhabi.

También te puede interesar

Por Enric Donate

Historiador y guía de viajes, autor de contenidos y traductor.
Llevo 20 años viajando y viviendo la India apasionadamente.
Te ayudo a descubrir la India y muchos más destinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Enric Donate Sanchez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a CDMON que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.