Visita Ras al Khaimah: qué ver en un día

Todo lo que puedes ver y hacer en Ras Al Khaimah y cómo organizar tu visita de un día desde Dubai o en un viaje por Emiratos Árabes Unidos.

Ras al Khaimah (رأس الخيمة) es uno de los siete emiratos que forman los Emiratos Árabes Unidos. Está situado al norte del país y hace frontera con Omán. Es bastante distinto de la modernidad y el lujo de Dubai o Abu Dhabi y ahí recae su atractivo. Es una excursión de un día perfecta desde Dubai alquilando un coche. Realicé esta ruta en un día mientras visitaba la Expo de Dubai 2020.

Me encanta salir de Dubai y más cuando vas al encuentro de algo un poco más alternativo y auténtico. Además, Ras al Khaimah tiene montañas, valles verdes y algún pueblito abandonado de esos que te hacen soñar con la vida antes del boom del petróleo. Así pues, es un destino a incluir en un viaje a los Emiratos Árabes.

Cómo llegar a Ras al Khaimah

La mejor forma de llegar a Ras al Khaimah desde Dubai es por carretera. Si puedes, merece la pena alquilar un coche porque la mayoría de atractivos están en las afueras de la ciudad. Ni el transporte público ni los taxis son muy prácticos.

Se sale de Dubai por la carretera E311 o por la E11 si quieres hacer una parada en Umm al Quwain. Luego hay que seguir por la E11 en dirección norte en paralelo al mar hasta Ras al Khaimah. El camino al Jebel Jais está bien señalizado.

Al Rams
Costa en Al Rams cerca de Ras al Khaimah | © Enric Donate

Ras al Khaimah: qué ver y hacer

Las visitas imprescindibles en Ras al Khaimah están en sus alrededores. La ciudad en sí tiene los atractivos típicos de una ciudad moderna emiratí. El Museo Nacional de Ras al Khaimah es quizá el lugar más interesante desde el punto de vista patrimonial, pero habiendo visto los de Sharjah y Dubai, me parece que puede ser un poco repetitivo.

Palmerales de Ras al Khaimah
Palmerales de Ras al Khaimah | © Enric Donate

El pueblo abandonado de Al Jazirah Al Hamra

Este pueblo pesquero es uno de los pocos lugares con historia que no han sido restaurados en su totalidad. Fue abandonado en los años 60s y las casas han ido degradándose hasta dejar ver los corales con que se hacían los ladrillos. A falta de adobe…

+TEMAS  Tickets de la Expo 2020

Hay algunos edificios que se están reparando como la mezquita y una casa que está totalmente reformada. Sin embargo, todavía se puede caminar por las calles llenas de vegetación, entrar a las casas destechadas y observar las diferentes formas de los corales. Para mí, fue un momento maravilloso del viaje a Emiratos.

Al Jazira Al Hamra cerca de Ras al Khaimah
Pueblo abandonado de Al Jazira Al Hamra | © Enric Donate

Está bien señalizado por la carretera de Umm al Quwain a Ras al Khaimah. Solo hay que seguir el cartel Al Jazirah al Hamra Heritage Village. Sin embargo, Google Maps te envía por un camino más pegado al mar que implica un tramo de camino de tierra en buen estado. Ambos se pueden hacer con cualquier vehículo.

La entrada al pueblo es libre. Hay algunos espacios restringidos por cuestiones de seguridad.

Casas de coral en Al Jazirah al Hamra
Buscando entre las paredes de coral | © Enric Donate

Fuerte de Dhayah

Dhayah es un punto estratégico que domina algunas zonas ricas en agua cercanas a las montañas Al Hajar. Fue una zona de poblamiento ya en el Neolítico y ha continuado hasta nuestros días. Las montañas eran un refugio seguro y en los wadis se podía cultivar, así que era una zona próspera.

El fuerte de Dhayah es una pequeña fortificación en un promontorio de 60 metros. Hay que subir unos 200 escalones y las vistas son impresionantes. Tendrás una panorámica de 360 grados del mar, las plantaciones y las montañas.

Dhayah Fort
Fuerte de Dhayah | © Enric Donate

El ascenso se realiza por unas escaleras en buen estado, pero conviene llevar agua porque no hay nada para comprar en el lugar. Hay un pequeño hotel enfrente por si necesitas un descanso.

El acceso es gratuito, hay baños y un aparcamiento para los coches.

Ascenso al fuerte de Dhayah
Ascenso a Dhayah Fort | © Enric Donate

Ghalilah y la frontera con Omán

Esta zona es poco atractiva desde el punto de vista patrimonial. Sin embargo, todos los pueblos tienen una porción de wadi con aguas subterráneas que permiten el cultivo de palmeras datileras. En mi caso, fui hasta Ghalilah para ver el mar y las plantaciones. Te aviso: hay una cementera cerca que se oye desde el pueblo.

También existe una excursión allende de la frontera hasta los fiordos de Musandam. Esta actividad organizada permite entrar en territorio omaní sin problemas. Incluye el transporte, las comidas, buceo y con suerte podrás ver delfines. Para hacerla necesitas quedarte un poco más en Ras al Jaima.

Ghalilah
Palmerales en Ghalilah | © Enric Donate

Montaña de Jebel Jais

Tras las visitas por Ras al Khaimah tienes que subir a la mayor montaña de los Emiratos Árabes Unidos. El Jebal Jais tiene 1934 metros y está entre Ras al Khaimah y Omán. Forma parte de la cordillera Al Hajar.

+TEMAS  Expo de Dubai 2020

La carretera que asciende desde la ciudad está sorprendentemente animada. Muchos emiratíes vienen a los valles aluviales, a hacer picnic en los wadis, en especial durante los fines de semana. No parece que sentarse al lado de la carretera sobre un suelo de rocas sea algo muy bucólico, pero al menos se está fresquito.

Carretera a Jebel Jais
Carretera al Jebel Jais | © Enric Donate

Al ascender por la carretera se pasa por algún pueblo encaramado en la montaña bastante pintoresco. Parece mentira que alguien pueda vivir en un lugar tan inhóspito.

En el tramo final hay varios aparcamientos gratuitos con vistas del valle y las cumbres. Sorprende que en muchos hay familias acampadas para pasar el día o la noche.

Aún sorprende más que en lo alto haya una tirolina, la mayor del mundo, y una especie de montaña rusa vintage.

Montaña rusa en Jebel Jais
Montaña rusa en el Jebel Jais | © Enric Donate

Si lo que te gusta es el paisaje, te recomiendo que accedas por el Observation Deck que cuesta 5 dirhams y ofrece unas bonitas vistas del atardecer sobre el Golfo Pérsico. Además, tiene una buena cafetería y baños en condiciones.

Puesta de sol en el Jebel Jais
Puesta de sol en el Observation Deck de Jebel Jais | © Enric Donate

Dónde comer en Ras al Khaimah

El restaurante que me recomendaron está a la entrada a la ciudad viniendo de Dubai. Se llama Madfoon AlSadda y era verdaderamente una experiencia local.

Madfoon Al Sadda RAK
Restaurante Madfoon Al Sadda en Ras al Khaimah | © Enric Donate

Puedes elegir entre comer en los espacios privados o en el comedor. En ambos lugares hay cubiertas de telas tradicionales.

Madfoon al Sadda RAK
Espacios privados para familias | © Enric Donate

Se sirve cocina emiratí y como particularidad tienen cabra cocinada bajo tierra con una técnica local (Madfoon mutton). También hay opciones de pollo y de pescado marinado con especias muy recomendable.

El plato principal se sirve con una sopa de carne de cortesía, una salsa de tomate picante y arroz perfumado. No hay pan ni los típicos mezze de los restaurantes de Próximo Oriente.

Madfoon al Sadda menu
Nuestro menú en Madfoon al Sadda | © Enric Donate

Cómo organizar la excursión de un día a Ras al Kahimah

  • Empieza el trayecto a las 9 h de la mañana desde Dubai (aprox. 1.5 horas). Puedes aprovechar para parar en el pequeño emirato de Umm al-Quwain que tiene unos grandes manglares intactos
  • A las 11.30 ya puedes estar en el pueblo abandonado de Al Jazirah Al Hamra. El paseo lleva una media hora.
  • Almuerza en el restaurante Madfoon al Sadda.
  • Continúa hacia el norte por la costa hasta al Rams donde se solían pescar perlas y se ven ya las montañas y el mar.
  • Sube al fuerte de Dhayah y disfruta de las vistas del mar, las montañas y los miles de palmeras.
  • A las 16 h máximo tienes que iniciar el ascenso al Jebel Jais. La carretera está en buen estado, pero lleva una hora si vas haciendo paradas para apreciar las vistas. Hay varios aparcamientos gratuitos, pero el del Jebel Jais Observation Deck es el mejor por las vistas y los servicios y tiene un coste de 5 dirhams.
+TEMAS  Sharjah: qué ver en un día de excursión desde Dubai

Si quieres disfrutar de las atracciones de la montaña como la mayor tirolina del mundo o una especie de montaña rusa debes llegar mucho antes.

Actividades alternativas a subir al Jebel Jais:

Ras al Khaimah en dos días

Es necesario un segundo día en Ras al Khaimah si quieres acampar en el Jebel Jais. Entre semana el lugar es más o menos tranquilo, pero no te lo recomiendo los fines de semana.

Otra actividad muy atractiva implica entrar en Omán. El final de las montañas Al Hajar cierra el Golfo Pérsico con una peculiar formación de fiordos desérticos. Como hay que cruzar la frontera de esta pequeña porción de territorio omaní, no se permite la entrada si no se ha contratado una actividad con una agencia local.

La excursión desde Ras al Khaimah a los fiordos de Musandam incluye una ruta en barco, la comida, café, snorkeling y permite ver el paisaje espectacular de los fiordos y a menudo también nadar con delfines.

Preparar un viaje

¿Quieres organizar tu viaje?

Por Enric Donate

Historiador y guía de viajes, bloguero y traductor.
Llevo 20 años viajando y viviendo la India apasionadamente.
Te ayudo a descubrir la India y muchos más destinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *