Guía de viaje a Omán 2022

Toda la información que necesitas para viajar a Omán, el país del incienso y la mirra. Consejos y mi ruta de una semana.

El Sultanato de Omán (سلطنة عُمان‎) es el reino que controlaba el estrecho de Ormuz y el tráfico marítimo por el océano Índico. Por ello, es mucho más diverso que sus vecinos árabes y tiene una idiosincrasia propia. Algunas cosas que se notan enseguida cuando se viaja por Omán es que es un país muy guerrero, lleno de fortalezas y donde la cultura militar está muy presente en el folclore.

El viaje a Omán es un soplo de autenticidad en unos países del Golfo que se han desarrollado de forma espectacular en las últimas décadas. Puedes hacer un viaje de una semana solo a Omán o combinarlo con Emiratos Árabes, ya que es un buen contraste entre el futurismo de Dubai o Abu Dhabi y la vida más tradicional del sultanato de Omán.

Datos básicos

  • Población. 5 millones. A diferencia de los vecinos emiratíes, Omán es un país muy diverso que durante siglos ha sido lugar de parada imprescindible de poblaciones del sur de Asia, la península Arábiga y la costa oriental de África. Hay mucha mezcla además de la creciente comunidad expatriada, sobre todo en la capital.
  • Capital. Muscat es una ciudad de 1,5 millones de habitantes esparcida entre montañas. Cada uno de sus barrios parece un pueblo o una pequeña ciudad aislada. El centro histórico está alrededor del palacio de Al Alam y el puerto de Muttrah. Concentra un tercio de la población del país.
  • Religión. El islam sunnita es la religión de la mayoría de la población. También hay una pequeña proporción de hindúes y cristianos, especialmente en Muscat.
  • Forma de gobierno. Omán es una monarquía absoluta. El sultán tiene el poder supremo de todos los ámbitos de la vida pública. Sin embargo, hay un Parlamento elegido por sufragio censatario de 83 miembros, aunque el sultán puede vetar su elección si lo desea.
Palacio del sultán de Omán
Palacio de Al Alam | Makalu / Pixabay

Idioma

El árabe es la lengua oficial de Omán. La mayoría de omaníes también chapurrean el inglés, aunque su uso no está tan extendido como en Emiratos Árabes. Por suerte, en los lugares turísticos hay muchos indios y pakistaníes que sí lo hablan fluidamente.

El español es una lengua muy poco hablada, ni siquiera en las zonas turísticas. No hay muchos turistas hispanohablantes y si alguien lo habla, suele ser porque adapta un poco de italiano.

Visado y documentos de viaje

La información sobre visados de viaje a Omán es un poco confusa. Hay un sistema de visado electrónico que al rellenar la información te da la opción del visado de un mes por 20 riales (aprox. 50 €). En realidad, la mayoría de nacionalidades tienen visado gratuito de 14 días al entrar al país. Comprueba que tu país está incluido entre los beneficiarios de la exención de visas de turismo en Omán.

Por supuesto, hay que llevar un pasaporte en regla con al menos 6 meses de validez. También se solicita un seguro de viaje que cubra el tratamiento del Covid-19.

Finalmente, es necesario tener una vacuna completa del Covid-19 aprobada por la OMS. En el momento de escribir esta guía no se pedía PCR o test de antígenos para entrar al país.

Si tienes dificultadas para tramitar tu visado a Omán, puedes consultar con iVisaTravel que se ocupa de todos los trámites consulares.

People Woman Nizwa Fort Fort Oman  - sharonang / Pixabay
Mujer en Nizwa | sharonang / Pixabay

Cómo llegar a Omán

El aeropuerto de Muscat es la puerta de entrada a Omán, aunque también hay vuelos a Salalah. La línea de bandera del país es Oman Air que no tiene vuelos directos a España.

También se puede entrar a Omán por carretera desde Emiratos Árabes y Arabia Saudita. Si llegas en coche propio o de alquiler desde Dubai, ten en cuenta que necesitas algunos documentos especiales para entrar al país con coches extranjeros. El seguro de terceros para Omán se puede contratar en la misma frontera.

Si el coche es de alquiler, debes saber que no todas las empresas de alquiler de coches en Dubai permiten sacar el coche del país. Nosotros lo hicimos con Autorent. Hay que llevar un seguro específico para Omán que se llama la carta naranja (orange card) y un permiso que se llama NOC (No Objection Certificate) por parte de la empresa de alquiler. Normalmente, no se dan estos documentos a menos que se alquile el coche por siete o más días.

Folclore omaní
Folclore omaní | judithscharnowski / Pixabay

Moverte por Omán en coche

Es una buena idea disponer de un coche para tu viaje a Omán. El transporte público no llega con frecuencia a los principales atractivos del país, así que a menos que vayas en un grupo organizado, necesitarás un vehículo.

Si vas a conducir, otro buen consejo es que no te fíes mucho de Google Maps en las zonas de montaña. Nos encontramos con una carretera que no existía y otras veces que la ruta recomendada era por caminos de tierra impracticables con un turismo.

Por lo demás, las carreteras principales de Omán son amplias y están bien asfaltadas. Hay controles de radar por todos sitios y en las autovías hay un radar literalmente cada dos kilómetros.

Carretera de montaña en Omán
Carretera de montaña en Omán | inul / Pixabay

Dinero

La moneda de Omán es el rial omaní (OMR). No hay monedas, solo billetes. Los más pequeños son de 100 baisa, de ½ rial, de 1 rial, de 5, 10, 20 riales.

En el momento de escribir este artículo, 1 rial omaní equivalía a 2,5 euros.

Se puede pagar con tarjeta en Omán en la mayoría de tiendas y restaurantes. Sin embargo, en algunos negocios locales pueden no tener datáfono o exigir un mínimo de gasto para pagar con visa.

La vida en Omán es algo más barata que en España. La comparativa entre Muscat y Barcelona de Expatistán indica que la capital omaní es un 7% más barata. En cambio, la comida es bastante más cara.

Una cosa positiva para viajar por Omán es que la gasolina es mucho más barata que en España.

Mejor época para viajar a Omán

El clima de Omán es muy caluroso y seco casi todo el año. Hay que tener en cuenta que las mejores horas para realizar las actividades son la mañana y el atardecer, porque las temperaturas llegan a los 38 y 40 grados, incluso en los meses de primavera y otoño.

Si puedes elegir cuando ir de viaje a Omán, te aconsejo los meses de diciembre y enero, cuando por las noches puede que te convenga ponerte una chaqueta. El resto de meses espera sol y calor. Eso sí, en las montañas puede llover de forma esporádica y llenar de agua alguno de los múltiples cauces del país.

Hay que tener en consideración que la región de Salalah recibe el monzón, como la India. Los meses de julio a septiembre hay lluvias regulares que convierten a esta zona en un paraíso verde y lugar de refugio de muchísimos turistas árabes.

Costa de Omán
Costa de Omán | meryintheworld / Pixabay

¿Es seguro viajar a Omán?

Omán es un país muy seguro, en lo que se refiere a delincuencia. No hay muchos crímenes violentos ni robos a turistas.

Otra cosa es si hablamos de la atención médica. Los precios de cualquier cosa en Omán son bastante altos y la sanidad no es una excepción. Lo mejor es tener una cobertura de salud en viajes para cualquier imprevisto.

  • Yo tengo un seguro anual del RACC que cubre todos los viajes con origen en tu residencia que duren hasta 90 días. Tiene cobertura para la Covid-19 y también incluye la entrada a dos salas VIP de aeropuerto al año.
  • Otra opción de seguro para viajes cortos a Omán o si eres viajero puntual. Puedes consultar aquí las condiciones.

Normas de comportamiento, mujeres viajeras y viajeros LGTBIQ+ en Omán

En general, se puede decir que Omán es un país muy conservador. No es recomendable llevar pantalones cortos en zonas rurales o de montaña donde la gente es más tradicional. Se puede llevar esa vestimenta en Muscat o en la costa, aunque la población local frecuentemente mira con desaprobación.

Lo mismo se aplica a los tirantes y la ropa ajustada para mujeres. En cambio, no es necesario cubrirse la cabeza de forma cotidiana.

Mujer beduina de Omán
Mujer beduina de Omán | e-zara / Pixabay

Por los mismos motivos, es preferible no mostrar afecto en público y evitar besos y abrazos entre hombres y mujeres. Desgraciadamente, los viajeros LGTBIQ deberán aparentar durante todo su viaje. En algún hotel donde nos dieron cama de matrimonio por error, los mismos empleados de la recepción cambiaron rápidamente de opinión al ver que éramos dos chicos.

En Omán la homosexualidad está penada con cárcel de hasta tres años.

Qué ver y hacer en un viaje a Omán

Es difícil elegir solo cinco lugares que ver en Omán. Es un país extenso que se merece un viaje de dos semanas si te gustan las rutas de montaña, el trekking y si quieres visitar Salalah, la región del incienso y la mirra.

También se puede realizar un itinerario interesante muy completo en un viaje corto de 9 días. En mi caso, hice el viaje desde Dubai en coche alquilado durante siete días, pero creo que hubiera sido mejor dedicar un par de días más para no hacer tantos kilómetros cada día.

Montañas Hajjar
Montañas Hajjar | sharonang / Pixabay

Destinos imprescindibles en Omán

Sea cual sea tu viaje, no te pierdas estos destinos:

  • Muscat es una ciudad protegida por las montañas Hajjar que se desparrama entre valles y gargantas. Durante un siglo fue un domino portugués de cuya época quedan muchas fortificaciones en la zona marítima. Además, encontrarás algunos de los grandes edificios modernos construidos por la dinastía reinante y los mejores museos del país. También está en Muscat una de las pocas mezquitas que podrás visitar si no eres musulmán.
  • Reserva de tortugas de Ras al Jinz. El mayor santuario de nidificación de tortugas en el océano Índico está en el extremo oriental de la península Arábiga. Es un lugar excepcional para presenciar el espectáculo de la puesta de huevos de estos grandes reptiles. Desgraciadamente, atrae tanto a apasionados por la naturaleza como a familias y turistas que no siempre siguen las normas de acceso al espacio protegido. Consulta este artículo sobre Ras al Jinz para tener la mejor experiencia.
  • Fuerte y zoco de Nizwa. Fue una de las antiguas capitales de Omán y aún se considera una ciudad conservadora. En sus callejones de casas de adobe se esconde el Omán de antaño. La verdad es que su zoco de los viernes por la mañana merece el viaje hasta esta ciudad. El fuerte está muy animado toda la semana, pero es especialmente atractivo la tarde del jueves y la mañana del viernes.
  • Dunas de Bidiyah. El desierto de Sharquiya se extiende por cientos de kilómetros con dunas hasta el infinito. Es un buen lugar para experimentar el desierto de Arabia de una forma menos comercial que en los países vecinos.
  • Los wadi de las montañas Hajjar. Hay muchas gargantas creadas por arroyos que crecen de repente cuando hay lluvias. El lecho de estos ríos secos suele ser un largo oasis lleno de cultivos de palmeras datileras. Algunos se pueden visitar con un coche cualquiera, pero en general o bien necesitas un todoterreno o hacer trekking. 
Fuerte de Bahla
Fuerte de Bahla | fransoopatrick / Pixabay

Ruta turística por Omán: itinerario de nueve días

Organiza una ruta circular con origen y final en Muscat. Si vienes de los Emiratos Árabes como hice yo, puedes entrar por la zona de montañas (Ibri) y volver por la costa (Sohar). En cada destino te indico el alojamiento que yo utilicé en mi último viaje, si hay algún restaurante que me gustó y alguna excursión que se puede contratar.

Día 01 y 02 | Muscat

La capital de Omán ofrece la posibilidad de conocer la historia del país en el Museo Nacional, visitar el exterior de los palacios del sultán y los fuertes que controlaban el acceso al puerto más importante del país y recorrer los zocos, en particular el zoco de Muttrah.

Si quieres conocer el islam en Omán, tienes que visitar la Mezquita del Sultán Qaboos, una de las pocas abiertas a los visitantes. Al este de Muscat hay una zona de costa escarpada con algunas playas muy atractivas para pasar medio día o incluso el día completo. También se puede contratar una excursión para avistar delfines.

Si prefieres la visita cultural, puedes hacer una escapada hasta Rustaq que tiene uno de los mejores fuertes del país.

  • Naseem Hotel. La mejor opción si te quieres quedar cerca de la zona histórica. Se puede pasear por la Corniche, el zoco y visitar el palacio del sultán.
  • Es imprescindible una cena en el restaurante Bait al Luban. Comida tradicional omaní en un ambiente precioso. Conviene reservar.
  • Visita guiada por Muscat con audioguía en español.
  • Crucero al atardecer por la costa de Mascate.
Traje típico de Omán
Traje típico de Omán | LeafWriter / Pixabay

Día 03 | Wadis

En el camino hacia Sur se cruzan varios wadi. Estos lechos fluviales se llenan de agua con las lluvias torrenciales en la zona de montaña, pero normalmente están secos, excepto en algunas zonas donde se mantienen pozas de agua turquesa. Todo el recorrido del wadi suele tener pueblos con plantaciones de palmeras datileras lo que contrasta con la roca desnuda de las montañas Hajjar.

A Wadi Tiwi se puede llegar en coche y pasear por alguno de los pueblos del recorrido, a otros más famosos como Wadi Shab hay que ir de buena mañana preparado para un trekking de varias horas y baños sucesivos en las aguas del wadi.

Wadi omaní
Wadi omaní | sujithta / Pixabay

Día 04 y 05 | Sur y Ras al Jinz

Tras la experiencia en el wadi, se sigue hacia Sur por la costa a los pies de montañas escarpadas. Sur tiene su encanto con el astillero de barcos tradicionales (dhows), los cientos de barcas y las fortalezas que protegían esta ciudad portuaria. Puedes pasear por el zoco o ir hasta el faro de Al Ayla.

Sin embargo, mejor alojarse en Ras al Hadd o Ras al Jinz y dedicar el tiempo a las actividades de naturaleza o a disfrutar del mar. Se puede hacer snorkeling, salir al mar en busca de delfines e incluso ballenas, pero la estrella es la visita a la reserva de Ras al Jinz donde ponen sus huevos varias especies de tortugas. 

  • Reserva de Tortugas de Ras al Jinz. No es el mejor hotel del mundo, pero tienes una oportunidad privilegiada de presenciar la puesta de las tortugas marinas del Índico.
  • Sur Star Ras al Hadd. Cocina pakistaní al horno tandori y pescado frito.
Pescadores en Sur
Pescadores en Sur | PublicDomainPictures / Pixabay

Día 06 | Bidiyah

Es el día para abandonarse a la vida beduina en el desierto de Sharquiya. Lo mejor es planear un buen campamento en el desierto y disfrutar del atardecer, el amanecer, las actividades en las dunas y la hospitalidad beduina.

Si no has reservado ningún lugar, no te preocupes. Al llegar a Bidiyah, te abordarán varios locales para llevarte hasta su campamento en el desierto.

  • Una opción cómoda y económica es Al Saif Camp. Las habitaciones están en un hotel sencillo.
  • Si buscas un campamento sobre la arena, el Crescent Desert Camp tiene una ubicación en medio de las dunas y el anfitrión es de los que van un paso más allá para que te vayas feliz.
Desierto de Omán
Desierto de Omán | fransoopatrick / Pixabay

Día 07 y 08 | Nizwa

Visita a la ciudad de Nizwa (idealmente en viernes) y se dedica el segundo día a recorrer la zona que separa Nizwa e Ibri parando en el fuerte de Bahla, la cueva de Hoota, el pueblo abandonado de Al Hamra y Misfah al Abriyeen. Idealmente, estaría bien llegar hasta las tumbas colmena de Al Ayn al atardecer.

¿Por qué en viernes? Uno de los momentos más chulos de la vida de la ciudad es el mercado de ganado del viernes. Valía la pena madrugar para estar en el mercado más animado que vi en todo Omán. El fuerte de Nizwa también tiene música tradicional y actividades especiales la noche del jueves y la mañana del viernes.

Zoco de Nizwa
Zoco de Nizwa | sharonang / Pixabay

¿Quieres organizar tu viaje?

  • Los mejores hoteles con opción de cancelación gratis en Booking.com
  • Reserva trenes y buses en con 12Go
  • Ahorra en el cambio a cualquier moneda del mundo pagando con una tarjeta Revolut
  • Alquila un coche para viajar por libre
  • Visitas y excursiones en español a un montón de destinos del mundo con Civitatis
  • Contrata un seguro de viaje para no preocuparte por un imprevisto de salud, la pérdida del equipaje o un retraso de vuelo.